«Cada palabra escrita responda de sí, como cada individuo debe tener ante sí razón de su existencia»
Ramón Menéndez Pidal